Elimina el exceso de grasa y piel, creando un perfil abdominal más liso y firme

La abdominoplastia, también conocida como lipectomía abdominal, es una intervención quirúrgica encaminada a eliminar el sobrante de piel y de grasa del abdomen, y está indicada en los casos en los que no se puede realizar una liposucción. Es una intervención clásica de la Cirugía Estética.

Según la importancia del problema abdominal, se puede realizar una minilipectomía abdominal, lo cual se hace en los casos en que dicho sobrante es moderado, y requiere menor resección de piel, o bien una lipectomía abdominal completa, en los casos en los que tanto el sobrante de grasa como de piel es más importante. De esta última intervención hablaremos.

Además, la abdominoplastia puede ser combinada con otras intervenciones sobre la pared abdominal, como son las encaminadas al tratamiento de la separación de los músculos abdominales, o incluso hernias o eventraciones por cirugías abdominales previas.

Debido a todo ello, el enfoque de cada paciente se hace de forma INDIVIDUAL Y PERSONAL.

El precio de la abdominoplastia en nuestro centro es de 5.750,00 €

Este precio incluye:

  • Pruebas preoperatorias: Analítica ASA I y ECG
  • Visita con el anestesista
  • Todos los gastos derivados del acto quirúrgico: Instrumental, equipamiento, material fungible y medicación propia del acto quirúrgico.
  • Anestesia: Honorarios anestesista, medicación y gases medicinales.
  • Honorarios médicos y ayudantes hasta el alta médica
  • 2 noches de ingreso hospitalario: estancia en habitación individual con cama de acompañante y dietas del paciente.
  • Controles post-operatorios durante 1 año.

Recuerda que al escoger un cirujano plástico, más importantes que el precio lo son: la calidad de las instalaciones sanitarias, profesionalidad del personal, la experiencia del especialista, etc.

El precio normal de la abdominoplastia incluye los honorarios de médico y equipo quirúrgico, los costes del material médico, así como los costes del quirófano, hospitalización y anestesista, y las visitas postoperatorias hasta cumplir el año de la intervención. También incluyen los gastos derivados de las intervenciones de refinamiento de resultado con anestesia local durante el primer año después de la intervención quirúrgica.

En cambio, NO INCLUYE los gastos que comporten otras complicaciones derivadas de la cirugía fuera de las especificadas anteriormente, así como los procedimientos que requieran anestesia general o que usted elija o requiera para revisar, optimizar o completar su resultado. Tampoco se incluyen los gastos que comporten cualquier incidencia de esta intervención a partir del primer año de realizada la misma. En dichos casos se realizará un nuevo presupuesto lo más ajustado posible.

El dolor postoperatorio de la abdominoplastia o lipectomía abdominal completa es leve o moderado, y desaparece casi totalmente a los 5-7 días, requiriendo una analgesia combinada de dos fármacos.

Se suelen retirar los puntos de sutura a partir del doceavo día, siendo el momento adecuado individual para cada paciente, y lo ha de decir el cirujano plástico que la haya operado. Durante las primeras semanas, sobre todo si se ha acompañado de liposucción, existe un edema cutáneo, que tiende a remitir totalmente a los 2-3 meses. El resultado final de forma del abdomen se consigue al cuarto mes, pero la maduración completa de la cicatriz se consigue a los 12-18 meses.

Hemos de tener en cuenta la evolución de la cirugía de la abdominoplastia o lipectomía abdominal a largo plazo, pues los resultados, aunque se preveen que sean duraderos, pueden empeorar con los cambios de peso, embarazos, o simplemente con el paso del tiempo. En algunos casos pueden requerir con los años una intervención de refinamiento para recuperar dichos resultados.

En el caso de la abdominoplastia o lipectomía abdominal completa esta baja laboral mínima ha de ser de 5-14 días, evitando hacer esfuerzos importantes durante un mes.

Deberá llevar una faja abdominal día y noche durante 4-6 semanas.

Deben seguir estrictamente las indicaciones postoperatorias que les indique su cirujano, pues de ellas depende la buena evolución de la intervención. El no seguir dichas instrucciones correctamente pueden alterar significativamente el resultado de la misma.

Recuerda que el contenido expuesto en esta página es general y que el periodo de recuperación específico para cada persona debe ser indicado por su cirujano.

La abdominoplastia completa, se puede realizar habitualmente con anestesia loco-regional o con anestesia general, siempre dependiendo de la decisión del anestesista y del paciente. Implica un corto ingreso hospitalario.

Para una abdominoplastia o lipectomía abdominal se realiza una incisión inmediatamente por encima del vello pubiano, y se prolonga lateralmente por la ingle. Además se necesita realizar una incisión circular en la zona periumbilical, para aflorar el ombligo al exterior. Se coloca en estas zonas para que pueda ser tapada totalmente o parcialmente por la ropa interior del paciente.

Hay casos en los cuales sólo con una liposucción o una minilipectomía abdominal es suficiente para solucionar el problema. Se hace la indicación de lipectomía abdominal cuando ya se han descartado otros tratamientos.

Como toda intervención quirúrgica, hay unas características evolutivas específicas y unos mínimos riesgos de complicaciones en la misma. Aunque la inmensa mayoría de los pacientes no sufren dichas complicaciones, usted ha de conocerlas y ser informado de las mismas. Estos riesgos son:

Hematoma.

Infección.

Seroma.

Alteraciones de la cicatrización.

Sobrantes cutáneos laterales.

Pérdida de sensibilidad.

Aunque se esperan excelentes resultados, la práctica de la medicina y la cirugía no es una ciencia exacta. Todos los riesgos asociados a su caso particular serán expuestos por su cirujano plástico durante la consulta.

¡Pide tu primera consulta gratuita ahora!